Micronutrition
Micronutrition
 

¿Cómo se desarrolla una consulta?

 

Una consulta de osteopatía se desarrollo de forma general en 45 minutas – 1 hora, en función del paciente y del motivo de su consulta.


Anamnesis

Una sesión de osteopatía empieza por un interrogatorio clínico: cronicidad del dolor, señales aumentándolo o disminuyéndolo, periodos paroxísticos… El terapeuta debe saber todo lo que puede vincular tu historia con el del dolor.

 

 

Observación

El osteópata observa al paciente de manera estática y dinámica para tener una idea global de la manera con la cual se comporta, para detectar nuevos elementos visuales importantes.

 

 

 

Palpación y pruebas

El osteópata palpa al paciente y realiza pruebas activas, pasivas, ortopédicas y osteopáticas para poner la mira en el lugar del dolor y determinar su origen.

 

 

 

Diagnostico osteopático

 El osteópata confronta todos los datos conseguidos a través de la anamnesis, de la observación y de la palpación y pruebas, con la meta de establecer un diagnóstico osteopático tal como un plan de tratamiento adaptado, que comunicará al paciente.

Sin diagnostico no puede haber tratamiento, el osteópata da privilegio a la seguridad del paciente.

 


Tratamiento

El osteópata realiza técnicas seleccionadas en función del diagnóstico osteopático y adaptadas al paciente. Además pueden añadirse consejos dados al paciente para optimizar y perpetuar los beneficios de la consulta.

 

 

Término de la consulta

El osteópata puede realizar un balance breve antes/después de la consulta, informarle al paciente y contestarle si tiene más preguntas. Puede también contemplar, si es necesario, pedir otra hora de consulta. 

COSS

(Centro de Osteopatía y Salud de Sarriá)



Calle Cardenal Vives i Tutó, 61, bajos 2

08034 Barcelona       

Anne-Laure DOLLEY

(0034) 675 866 983

 

Xavier HERMANNE

(0034) 622 233 015

Horarios de consulta

 

De Lunes a Viernes

De 8:00 a 21:00

El Sabado

De 9:00 a 13:00

ostéopathie, méthode thérapeutique manuelle, structures composant corps humain Le COSS recommande